P

politica

home internacional

politica

P

politica

Corren riesgo Latinos en California por excesiva contaminación del aire

2018-03-01 11:26:00

Karen Janett Carranza Jiménez

internacional


Por: Karen Janett Carranza J./LatInformation


Washington, D.C. 1 de marzo de 2018


California es uno de los estados de la Unión Americana que alberga una alta concentración de población latina en su territorio y también uno de los estados con mayor contaminación atmosférica. Según datos del Migration Policy Institute, 40% del total de su población está conformada por mexicanos; quienes comúnmente habitan en localidades con mayor contaminación, desarrollan actividades al aire libre y en consecuencia están expuestos con mayor frecuencia a respirar aire contaminado.

Un reciente estudio publicado por el Fondo para la Defensa Ambiental(EDF por sus siglas en inglés), dio a conocer que más de 1 millón de los habitantes de este estado viven cerca de alguno de los casi 54 mil pozos petroleros y de gas que se encuentran en localidades del Valle Central, principalmente en Los Ángeles. Este mismo estudio, dio a conocer 11 recomendaciones que pueden acelerar el monitoreo de aire en tiempo real, lo que representaría entre otras cosas, que la información sobre la contaminación atmosférica pudiese estar disponible al público, y permitiría que las autoridades, comunidades y negocios tomen decisiones informadas para la mejora de la salud pública.

La extracción de petróleo y gas es una actividad que por su naturaleza, libera peligrosos contaminantes como compuestos orgánicos volátiles (VOC) o químicos tóxicos como el benceno -identificado como un cancerígeno humano; mismos que causan impactos severos en la salud ecosistémica e incrementan padecimientos humanos como asma, enfisema e incluso cáncer, a consecuencia de una exposición prolongada a ellos.

zbynek-burival-517983-unsplash

Crédito de imagen Zbynek Burival en Unsplash

Según reportes, alrededor del estado, casi un millón de personas viven o realizan sus actividades cerca e incluso dentro de la proximidad de media milla en torno a sitios petroleros y de gas; existen casos en que escuelas, casas y áreas recreativas públicas se encuentran a menos de 100 pies de distancia. Esto representa un riesgo para poblaciones marginadas que en su generalidad se encuentran conformadas por grupos vulnerables. Los Ángeles concentra a casi la mitad de la población afectada por este problema, y el 43% de ella pertenece a la comunidad latina.

La población que habita cerca de estos lugares, en ocasiones no conoce los riesgos a los que se enfrenta debido a que en ocasiones no se cuenta con información actual que le permita saber el estatus de la contaminación del aire. Esto representa un gran reto en tiempos en que la tecnología de monitoreo es mucho más accesible y rentable.

Respecto a ello, Paul Robinson, geógrafo, médico y profesor de la escuela de Salud Pública en la Universidad de Charles Drew expresó: “tener mejores datos como los que produce un monitoreo amplio 24/7, permitiría encontrar conexiones más fundamentadas entre la exposición, los comportamientos de salud y los resultados en la salud”.

Existen pocos estándares oficiales que requieren a las compañías la realización de monitoreos continuos en tiempo real en estos sitios industriales tóxicos, Robinson agregó que implementar monitoreo en tiempo real podría ayudar a desarrollar políticas que realmente exijan la vigilancia de los elementos contaminantes y publiquen los datos obtenidos y signifiquen un cambio de dirección real. 

My Post (3) (1)

La extracción de petróleo y gas, su procesamiento y transporte, representan grandes costos para las compañías, sin embargo, el valor de hasta $9.3 billones de dólares por año en el petróleo y de $450 millones por año en el gas, siguen haciendo de esta, una actividad lucrativa, aún con los riesgos de pérdida de ecosistemas, contaminación de mantos acuíferos y aire, e impactos en la salud que ésta representa. Y aunque los avances tecnológicos en materia de monitoreo se han reducido y facilitan que las extractoras los implementen debido a sus bajos costos, todavía falta mucho camino por recorrer. Los avances podrían permitir evaluar las tasas de emisiones y los volúmenes de éstas, podrían incluso facilitar la detección de fugas y dar acceso a nuevas fuentes de datos que pueden apoyar en la implementación de estrategias para la reducción de contaminantes.

En 2015, una fuga de gas en Aliso Canyon liberó más de 100 mil toneladas de metano y otros contaminantes a los cielos del Sur de California, lo que forzó a los habitantes a evacuar la zona. Después del desastre se implementaron acciones de monitoreo en 12 instalaciones de gas, sin embargo, éstas todavía son inexistentes en miles de sitios y pozos petroleros del estado.

“Las nuevas tecnologías confiables y poco costosas nos dan un poder que no teníamos antes para poder medir la contaminación en estos sitios y ubicar emergencias como la del desastre de Aliso Canyon antes que los daños comiencen a acumularse”, expresó Timothy O’Connor, director del programa de petróleo y gas de EDF en California, al tiempo que hizo énfasis en que “no deberían ocultarse a la gente datos sobre la calidad del aire, o que ésta tenga que esperar a que ocurra otro desastre para ver que se toma alguna acción. Las compañías y reguladores de seguridad tienen la obligación de comenzar a utilizar estas soluciones ahora, y ayudar a asegurar operaciones limpias”.

Las recomendaciones emitidas por el Fondo para la Defensa Ambiental derivadas del estudio son las siguientes:

  1. Desarrollar nuevas reglamentaciones por Distritos de Control de Contaminación del Aire (APCDs por sus siglas en inglés) para incorporar monitoreo estacionario o móvil de instalaciones productoras de petróleo y gas.
  2. Reconsiderar las reglamentaciones actuales de petróleo y gas en las agencias a nivel estatal e incluir monitoreo estacionario o móvil en tiempo real de los sitios de producción de petróleo y gas, priorizando los sitios activos que estén más cercanos a las personas que habitan en comunidades marginadas
  3. Desarrollar y distribuir recursos para que las comunidades puedan realizar monitoreo local, análisis de datos y visualización de proyectos enfocados en los sitios de producción de petróleo y gas.
  4. Reconocer que los decretos normativos toman tiempo y que las agencias a nivel estatal y local deben implementar de manera independiente sistemas de monitoreo en tiempo real estacionarios y móviles en las instalaciones productoras de petróleo y gas que operan en proximidad cercana a receptores sensibles y que han reportado que producen impactos en residentes cercanos, priorizando a las comunidades localizadas dentro y cerca del 25% del CalEnviroScreen 3.0
  5. Asegurar la implementación de nueva legislación en California (AB 617) que incluya provisiones para monitoreo en tiempo real estacionario y móvil de las instalaciones productoras de petróleo y gas localizadas en la proximidad cercana a comunidades marginadas.  
  6. Modificar las legislación urbana local, lo códigos y procesos de uso de suelo para incorporar monitoreo en tiempo real en las instalaciones nuevas y modificadas de petróleo y gas antes del comienzo de operaciones, al tiempo que también se incorporan condiciones para el monitoreo en tiempo real en las reautorizaciones de sitios de operación localizados en proximidad cercana a la población.
  7. Establecer los hallazgos encontrados por los departamentos de planeación y salud, relacionados a los sitios peligrosos de producción de petróleo y gas, que no son monitoreados y están localizados cerca de receptores sensibles.  
  8. Incrementar la colaboración intersectorial con las comunidades para desarrollar sistemas coordinados para el monitoreo, análisis de datos y visualización, y compartir las mejores prácticas de empresa, comunidad y aproximaciones regulatorias.
  9. Seguir el liderazgo del Condado de Los Ángeles y entrevistar a todos los pozos petroleros y de gas en el estado de California
  10. Asegurar que el Sensor del Centro de Evaluación de Desempeño (AQ Spec) del Distrito de Gestión de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD) apoye el desarrollo, prueba y certificación de monitores para los contaminantes que se emiten regularmente en los sitios petroleros y de gas.
  11. Comprometerse con los operadores petroleros y de gas, así como a los proveedores de tecnología con experiencias reales, en emplear estrategias avanzadas de monitoreo.